Banner CORAASAN
Banner FB Messenger

Feria del Libro según Solano

Foto Rafael Peralta Romero 2Voces y ecos

Por Rafael Peralta Romero

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

La realización de la 22ª Feria Internacional del Libro 2019 en la zona colonial de Santo Domingo ha obedecido a la inhabilitación que afecta a la Plaza de la Cultura, por las reconstrucciones físicas que se aplican allí, que es el espacio habitual,- por demás adecuado y pertinente- para alojar la magna celebración anual.

Sin embargo, se ha suscitado una tendencia, movida por la fascinación que suele despertar la vetusta ciudad intramuros. Muchos opinan que la Feria debe quedarse en la cuna de las primacías continentales. El escritor Miguel Solano ha remitido un comentario sobre el particular, el cual, aunque no compartimos totalmente, reproducimos a continuación:

¡Podría funcionar! La idea de que la Feria Internacional del libro Santo Domingo... se instale, definitivamente, en la Zona Colonial parece bellísima y podría funcionar muy bien. Con todos los escritores que he conversado sobre la idea se han sentido fascinados. Hay un desafío gerencial que necesita ser resuelto: Eduardo Selman y Ruth Herrera tienen que irse. A Ruth yo la pondría en el Faro a Colón. A Eduardo Selman hay que dejarlo disfrutar de su papel de bisabuelo.

Hay que llevar una línea del metro con parada en la cabeza de la calle El Conde, algo sencillo que si lo coordinamos con el embajador chino, en 30 días está hecho.

Hay que coordinar con los operadores turísticos para que empiecen a vender paquetes a los intelectuales del mundo de manera que cuadren sus vacaciones y visiten la Zona Colonial en la época de la Feria.

Hay que coordinar con los guías turísticos para que introduzcan y orienten a los turistas en la literatura quisqueyana y lo lleven a conversar y recibir libros firmados por los autores. ¡Millares de turistas se sentirían agasajados!

Hay que llenar la Zona Colonial de caobas. No tiene sentido que la Fortaleza y la Plaza España parezcan desiertos. Si sembramos de caobas la Fortaleza todos los estands de los autores, editoriales, libreros pueden colocarse allí. Si sembramos de caobas la Plaza España, todas las fundaciones y grupos especiales pueden ser colocados allí y allí podrían seguirse realizando grandes espectáculos.

En la Zona Colonial hay demasiados edificios abandonados. Se sabe que están podridos y que el costo de restauración es, por lo menos, cinco veces superior al de derrumbe y nueva construcción. ¡Derribar y construir parqueos, tanto para residentes como para visitantes!

Llenar la Zona Colonial de caobas, parqueos y libros puede ser la riqueza que ha estado esperando. Miguel Solano.