Banner FB Messenger

Ex director FBI de EEUU admite maniobró en contra de Hillary Clinton

Foto ex director FBI James ComeyWASHINGTON.- El ex director del FBI James Comey reconoció que su decisión de anunciar la reapertura de la pesquisa que pesaba sobre Hillary Clinton, pocos días antes de las elecciones presidenciales, estuvo influida por su certeza de que la demócrata se alzaría con la victoria, según una entrevista divulgada hoy.

"No recuerdo pensar conscientemente sobre eso, pero debió ser así porque yo estaba operando en un mundo en el que Hillary Clinton iba a vencer a Donald Trump, y por lo tanto estoy seguro de que ese fue un factor", reconoció Comey durante una entrevista a la cadena ABC que será emitida este domingo, pero cuyo contenido ya ha comenzado a ser difundido.

Comey contestaba así a una pregunta sobre si creía que los sondeos influyeron en su decisión de anunciar la reapertura de la investigación por el uso de Clinton de servidores de correo privados para tratar asuntos oficiales cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

"No recuerdo haberlo puesto en palabras, pero tuvo que ser así; que ella iba a ser elegida presidente y que, si yo ocultaba esto (la reapertura del caso) al pueblo estadounidense, no estaría legitimada en el momento de resultar elegida", explicó Comey.

Curiosamente, Comey ha acabado siendo atacado por su actuación al frente del FBI tanto por el Partido Demócrata, que le culpa de la derrota de su candidata en las presidenciales, como por el Republicano, que le acusa de haber iniciado una "caza de brujas" contra el presidente Donald Trump con motivo de la 'trama rusa'.

La entrevista de Comey al canal de noticias, la primera que concede desde que fue despedido por Trump en mayo del año pasado, se produce en vísperas de la publicación de su libro "A higher loyalty", en el que relata sus últimas experiencias como director del FBI.

En uno de los extractos del libro que ya han sido difundidos, Comey llega a comparar a Trump con un jefe de la mafia por sus "juramentos de lealtad" y su "concepción del mundo del nosotros contra ellos", lo que ha recrudecido el enfrentamiento entre ambos y ha llevado al presidente a acusar al exfuncionario de ser "un probado soplón y mentiroso".