Banner CORAASAN
Banner FB Messenger

El pleito del ratón con el hipopótamo

Fotografía de Luís Céspedes Peña 7El Mirador

Por Luís Céspedes Peña

Suponemos que cuando un hipopótamo camina cerca de la guarida de un ratón, lo primero que hace el último es mirar hacia arriba, para conocer el tamaño del animal lo está molestando.

Pensamos, adivinando lo que podría hacer el ratón, que la mejor solución del animalito en contra del hipopótamo, sería tirarle un poco de materia fecal en su cara, en virtud de que ambos no son competencia en tamaño ni calidad.

Este podría ser el pleito que está librando solo el director de Comunicación del Ayuntamiento de Santiago y representante de Prensa del doctor Leonel Fernández Reyna, Grey Núñez, con el gigante del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), licenciado Ramón Ventura Camejo.

Mi compañero Grey Núñez, a quien le tengo estimación, no es una figura para criticar el ministro Ventura Camejo, uno de los funcionarios de gobierno que mejor obra le sigue haciendo al desarrollo del Estado.

Ventura Camejo es uno de los más prestigiosos miembro del Comité del PLD, principal ejecutivo del Ministerio de Administración Pública (MAP), ex senador, gobernador de la Provincia de Santiago en el período 1998-2000, enlace del Poder Ejecutivo en 1996-1998, diputado, director de la desaparecida Oficina Nacional de Administración y Personal (ONAP), secretario de Estado de Administración Pública u otras funciones, las cuales no pueden ser desempañadas por una persona sin méritos suficientes.

Grey Núñez es miembro de un Comité de Base del PLD, que también es una honra, pero no para crear una polémica innecesaria con una figura de las condiciones de Ventura Camejo.

Como vocero de Prensa del doctor Leonel Fernández en Santiago, Grey Núñez tiene todo el derecho a no estar conforme con Ventura Camejo, autor del movimiento que produjo la modificación a la Constitución de la República en el 2015, para que el actual Presidente Danilo Medina lograra su reelección en los comicios del 2016.

Esa Constitución establece que "el Presidente de turno puede optar por ocho años consecutivos", aunque para impedir el cumplimiento de esa parte, se creó el famoso Transitorio 22 de la Constitución, que le impidió a Medina aspirar al otro período de cuatro para completar la cantidad.

También hay que decir que por primera vez en la historia, la Constitución de la República reconoce un retroactivo, en virtud de que a Medina se le sumó el período 2012-2016.

Para no profundizar en esa parte del tema, es mejor dejarlo ahí. Lo que sí vamos a profundizar es que muy pocos miembros del Comité Político, igualan al ministro Ventura Camejo en materia de sacrificios para bien de esa organización, en honestidad y servicios eficientes a favor del Estado.

Foto Ramon Ventura Camejo 78Lo lamentable es que algunos de los que critican a Ventura Camejo, porque promovió la reelección del período 2012-2016 y también respaldó la correcta habilitación del Presidente Medina, se mantienen ganando buenos salarios en la administración pública.

Si a muchos adversarios de Medina no les gustó la reelección, por qué se mantienen en la administración pública y no renuncian. Todos ellos saben que el doctor Fernández no tenía la mínima posibilidad de ganar las elecciones presidenciales del 2016. ¡Y todavía siguen en el poder!

Pero para no perder la ruta que dio origen a este comentario, debemos decirle al compañero Grey Núñez, que hay pleitos que no se echan. ¡Ese es un pleito de generales! ¡Hay que dejárselo a los miembros del Comité Político!

¿Qué busca Grey Núñez enfrentando a un hombre, como Ventura Camejo, con tatos méritos acumulados? ¡Sólo pierde!

A decir verdad, la postura crítica asumida en contra de Ventura Camejo por el relacionador público del Ayuntamiento y vocero de Prensa del doctor Leonel Fernández, me sorprendió. Siempre lo observé como un político ecuánime, sereno, con una alta condición de análisis y a quien elogiábamos por su conducta.

¡Pero el miembro del Comité de Base del PLD traicionó mi creencia!

Los méritos que la mayoría de dominicanos le reconoce al ministro Ventura Camejo, no son fáciles de destruir. Podrán inventarse cuantas calumnias entiendan que podrán ser utilizadas para tratar de destruir a uno de los políticos con mayor prestigio que tiene el país, pero no lo lograrán. ¡Están perdiendo su tiempo!

En el PLD hay un grupo de figuras emblemáticas que hay que respetar. Por suerte, el fallecido líder del PLD y ex presidente de la República, profesor Juan Bosch, no está vivo. Si hubiese estado vivo, probablemente mi amigo Grey Núñez estuviera suspendido de su Comité de Base.

Pero también debemos admitir que Núñez debe obedecer a ciertas instrucciones políticas. ¡Eso no se descarta!

¡Gracias por leernos!