Banner CORAASAN
Banner Gonzalo Castillo NV
Banner Gonzalo Castillo nuevas ideas NV

El que origina tormentas promueve huracanes

Foto Céspedes Peña 6El Mirador

Por Luis Céspedes Peña

La campaña sucia, para descalificar a los demás, parece ser una metodología central de trabajo político del Partido Revolucionario Moderno (PRM), tomando en consideración que en cada proceso interno o externo, un sector de esa organización se caracteriza por ese tipo de acción reprochable.

Y, sin ser un analista de profundidad, surgió lo que la mayoría de dominicanos esperaba del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que era la respuesta debida a la campaña de descrédito mantenida por el PRM, la cual busca enlodar la buena obra de gobierno de Danilo Medina, así como el honor de su candidato presidencial, Gonzalo Castillo. Lo que se le critica a la dirigencia del PLD, es el haber esperado tanto tiempo para responder la continuada campaña sucia del PRM.

Pero hay que reconocer que la campaña sucia en los diferentes procesos electorales internos y externos, le dieron buenos resultados al sector de Luis Abinader, candidato presidencial del PRM. Usando descalificaciones, ese grupo derrotó a Hipólito Mejía en dos primarias.

Pero tenemos informaciones de que hay cicatrices políticas entre los sectores de Luis Abinader e Hipólito que siguen abiertas. Eso podría provocar que un sector de los seguidores de Hipólito Mejía vote a favor de Gonzalo Castillo o se abstenga de ejercer el voto.

También es importante decir que la campaña sucia le dio buenos resultados al PRM en las elecciones municipales, que esa entidad ganó la mayoría de alcaldes. Y también, se dice, promovieron un sabotaje electoral que le dio buenos resultados.

Pero esa campaña sucia en contra del candidato presidencial del PLD, Gonzalo Castillo, conocido como El Penco, se le está revirtiendo en su contra. Gonzalo, apoyado por uno de los Presidentes mejores valorados de América Latina, como lo es Danilo Medina, por su exitosa gestión, parece encaminarse al Palacio Nacional.

La mayoría de electores parece que ya está decidida a votar por Gonzalo, un hombre de bien, enemigo de cualquier tipo de la campaña sucia como medio para sumar votos, decente, comprometido con los sectores más necesitados, un auténtico servidor de la patria, un emprendedor, con hechos demostrados de ser un eficiente trabajador del Estado y capaz de despojarse de parte de sus bienes para llevar paz a muchos hogares.

Muchos de sus mejores ejemplos son cómo se echó encima los problemas de la pandemia del coronavirus, construyendo viviendas para familias necesitadas, entregando millares de mascarillas en cada provincia del país, trayendo a miles de dominicanos quedados en diferentes naciones por el problema del COVID-19, entregando cargamentos de alimentos, pruebas para exámenes de la pandemia, camas y otros artículos.
Gonzalo Castillo es mucho más que eso.

Es un hombre que significa paz para todos los empleados de la administración pública y otros órganos del Estado, los cuales están amenazados en ser cancelados, en masas, de ganar el PRM, el cual tiene todo el derecho de cambiar a la empleomanía, aunque sería una gran injusticia.

Las informaciones que tenemos a este respecto, es que los empleados públicos con más de 63 años serían recomendados para ser pensionados, sean o no de Carrera Administrativa. Los empleados del Estado designados por decretos o resoluciones, se irán cancelando y sustituyendo por perremeístas o sus aliados.
De acuerdo a la versión de un técnico del PRM, conocedor de la Ley 41-08 de Función Pública, el jefe de la administración pública es el Presidente de la República, por lo que ningún cambio de los que harían, si ganan los comicios, viola esa norma legal ni la Constitución de la nación. Eso significaría que con una carta colectiva a nivel nacional, la mayoría de los servidores de Carrera Administrativa, serían cancelados haciendo uso de ese sistema.

Por suerte, el gobierno del PLD es respetuoso de esos instrumentos legales y todos los empleados, sean o no del partido oficial están en paz, cobrando su respectivo salario.

Es por esa razón que todos los empleados, morados o no, deben luchar para que el cascareado cambio no llegue, porque de producirse, también ellos se van del Estado. A los que son del PRM y aliados que trabajan en el gobierno del PLD, les van a decir que en sus puestos se van a nombrar a otros, hasta que los sustituidos sean designados en otras entidades públicas.

Pero eso nunca llegará y quedarán los cuatro años fuera del gobierno, cancelados de una manera muy diplomática. Y lo mismo va a ocurrir con los millones de familias o personas favorecidas con la Tarjeta Solidaridad o demás programas, a las cuales se les despojaría de ese privilegio para favorecer a los entrantes.

Es por esa razón que todos los empleados públicos deberán luchar por ellos. Y deben hacerlo, porque si Gonzalo Castillo perdiera las elecciones, que dudamos que el país haya perdido su juicio de valor, seguirá trabajando en sus empresas.

La mayoría de dominicanos quiere seguir viviendo en paz y así será. La totalidad de los sectores productivos sabe que en el PRM hay grupos de dirigentes que son intolerables. Los mismos que provocaron la división del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Consciente de esa realidad, el PLD y aliados le están respondiendo de manera contundente al PRM. Sin importar lo que digan las encuestas, sea positivo o negativo, Gonzalo es la mejor opción para los creyentes en la democracia sana, la que construye, la que defiende los valores, la que lucha por el bienestar colectivo, la que promueve las inversiones públicas o privadas.

El país sabe que si cambia el actual gobierno, el pago de los impuestos se va a multiplicador en tres o cuatro veces. Si Gonzalo resulta ganador, como se vislumbra, lo único que deberá hacer es mantener la exitosa obra de gobierno de Danilo Medina y agregar las cosas que todavía no se están haciendo.

Gracias por leernos.