Banner CORAASAN

Fernando Campos: Una leyenda dominicana del arte permanece en la soledad en NY

Foto Fernando campos y Adalberto DomínguezPor Adalberto Dominguez

Todos los seres humanos debemos memorizar la frase "La vida no es la que uno vivió, sino la que recuerda y cómo la recuerda para contarla", del premio Nobel de literatura Gabriel García Márquez en el inicio de su primer volumen de la obra autobiográfica "Vivir para contarla".

La exhortación es a propósito de visitar al amigo y colega fundador y actual presidente de la Asociación de Cronistas de Espectáculosde Nueva York (Latin ACE Awards, Inc.)e integrante de la Asociación de Críticos de Arte Latinos de New York, Fernando Campos, en el Centro de la Isla GlenPara Enfermería y Rehabilitación (Glen Island CenterForNursing&Rehabilitation), en New Rochelle, Westchester County, New York, donde está recluido hace más de un año, ylentamente va perdiendo la memoria al extremo de que en ocasiones no recuerda a sus amigos que escasamente lo visitan, además de otras afecciones de salud.

Sobre las distintas áreas del entretenimiento escribía con regularidad artículos para algunos de los periódicos latinos más importantes, como "Impacto NY", "Ecuador News" en Queens y Manhattan, "El Especialito" (Edición West Side y Manhattan) y "El Especial"(en línea); fue corresponsal de entretenimiento del Listín Diario, uno de los periódicos más leído en su país de origen, República Dominicana.

Desde que lo conocí hace unas tres décadas en la ciudad de los rascacielos, cultivéaún más mis conocimientos sobre prominentes figuras de la música, el teatro e intérpretes de canciones y melodías a nivel internacional, como un dominicano que, consagrado a las comunicaciones, se ha destacado como critico dedicado a las áreas del cine y el teatro, y a reconocer y premiar a artistas que han llegado a la cima desde que emigró a Nueva York en el año 1961.

La mayor parte de su familia ha estado imbuida en las artes, como es el caso de su hermano y legendario actor Rafael Campos, quien trabajó en más de 50 años en Hollywood, en películas como 'Appaloosa', entre otras, con Marlon Brando.

Durante su trayectoria de varias décadas, Fernando Campos ha sido director y redactor jefe y redactor jefe de revistas como "Canales" y 'Temas', mientras que ha sido objeto de premiaciones y homenajes de parte de entidades periodísticas, asociaciones artísticas, teatros y corporaciones de televisión, así como juntas comunitarias de la ciudad de Nueva York y la nación dominicana.

Entre las instituciones que han reconocido sus méritos se destacan la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte), Consulado Dominicano en Nueva York en la gestión del cónsul arquitecto Eduardo Selman, y la embutidora Cibao MeatProducts con la entrega del premio "Orgullo Dominicano" a través de su gerente general Julio Gaspar Isidor.

Cuando arribé al Centro de la Isla Glen Para Enfermería y Rehabilitación, gestioné con el personal para que se le mantenga en condición apropiada y con las debidas atenciones, luego de explicarle sobre su trayectoria de veterano comunicador.

Desde el fallecimiento de su pareja hace más de unaño, ha atravesado por un viacrucis y necesita que sus amigos y relacionados programen visitarlo en el Glen Island Center ForNursing&Rehabilitation), en 490 PelhamRd, New Rochelle, NY 10805, llamando al teléfononúmero (914) 636-2800.

Más de 5 millones de estadounidenses tienen la enfermedad de Alzheimer, mientras se estima que para el año 2050, cerca de 14 millones (13,8 millones) mayores de 65 años podrían vivir con la enfermedad, y cada 66 segundos una persona desarrolla la misma en USA.

Concluyo con dos mensajes para que pensemos en nuestro amigo y colega Fernando Campos, quien ahora necesita más que nunca del calor humano de cronistas de arte, músicos, artistas, actores y otras personas que lo aprecian, admiran, respetan y agradecen, y reflexionemos sobre sus moralejas:

"Pide una mano que estreche la suya, un corazón que le cuide y una mente que piense por él cuando él no pueda hacerlo; alguien que le proteja en su viaje a través de los peligrosos recodos y curvas del laberinto". (Vivir en el Laberinto. Diana Friel, 1994).

"Recordar es fácil para el que tiene memoria. Olvidarse es difícil para quien tiene corazón" (Frase en la que el escritor Premio Nobel de Literatura, Gabriel GarcíaMárquez, refleja en una de sus obras, la dificultad de olvidar a alguien que nos ha importado).