Banner CORAASAN
Banner FB Messenger

Premian al primer agrónomo nativo de Santiago Rodríguez

Foto José Francisco Durán  y esposaSANTIAGO RODRIGUEZ.-José Francisco Espinal Durán, su esposa, señora Miguelina Herrera, y el agrónomo Pedro Espinal, de la empresa de agroquímicos AGRPESA

Por Marcelo Peralta

SANTIAGO RODRIGUEZ, R.D.- Ha sido digno de reconocimiento el que fue otorgado en los premios Esta Noche al primer ciudadano nativo de la comunidad El Guanal, en la Provincia Santiago Rodríguez, en haber obtenido la oportunidad de graduarse en la carrera de agrónomo, en el Instituto San Ignacio de Loyola con sede en Dajabón.

Se trata de José Francisco Espinal Durán-Pancho- hermano del poeta ido a destiempo Josián Espinal, el pasado 26 de agosto del año 2017.

Don José Francisco Espinal Durán-Pancho-, es tío del agrónomo Pedro Espinal Pérez, propietario de la empresa AGROESA quien estuvo a cargo la lectura de su semblanza la que fue escrita por la joven Betzaida Estévez Espinal.

A la entrega del premio Esta Noche que se realiza todos los años, ésta vez Don Pancho Espinal Durán fue uno de los galardonados le acompañaron su esposa Miguelina Herrera y su hijo Francis Espinal.

Durante la actividad social fueron resaltadas las cualidades de este hombre humilde y salido del seno las familias humildes, nobles, modales y hábitos.

Las cualidades del homenajeado fueron resumidas por ser un hombre de poderosa vocación, enraizada en los valores familiares, de acciones certeras y gestoras.

Carrera.

Nativo de la provincia Santiago Rodríguez, egresado en los años 60 del Instituto Agronómico San Ignacio de Loyola en Dajabón obteniendo calificaciones sobresalientes.

Se convirtió en la primera persona oriunda de El Guanal y de la provincia Santiago Rodríguez en obtener un título en bachiller en el área agrícola en esa dependencia religiosa

Después logró su primer trabajo como perito agrónomo en la sucursal del Banco Agrícola con sede en la sureña Provincia de San José de Ocoa, quien por su desempeño y su compromiso por el trabajo, algunos años después lo enviaron a hacer un curso de formación a la Universidad Estatal de Ohio, en Columbus, Estados Unidos.

Tanto su investidura como su primer empleo que se convirtieron en acontecimientos en su vida, dadas las precariedades económicas, su madre para preparar la maleta de irse a estudiar a Dajabón fue haciendo colecta entre familiares cercanos por las limitaciones económicas de la época.

No obstante, por sus capacidades y entrega, hoy día es valorado desempeño laboral quien ha ido escalando posiciones en el Banco Agrícola, trabajando en diversas provincias del país hasta llegar a ser gerente de esa dependencia en la Regional del Noroeste.

Sus compañeros de labores lo definen como un emprendedor nato, que fue invirtiendo sus ahorros en su pasión que es la tierra y que hoy día es considerado como un emprendedor.

Fue en su comunidad de El Guanal en donde realizó las primeras inversiones y la expandió a otros lares, echando raíces en el Municipio Santa Cruz de Mao, Provincia Presidente José Desiderio Valverde, donde se enamoró de la bella joven Miguelina Herrera, con quien formó su gran familia, procreando 6 hijos convertidos hoy en profesionales comprometidos con la fe y el respeto al prójimo.

Tras sus costumbres y hábitos familiares, sus hijos son profesionales comprometidos, aferrado a su pasión y espíritu indetenible de emprender lo que es la vida, la responsabilidad, el hogar sano y la familia.

Proyecto:

Don Pancho Espinal Durán, al ser un visionario se unió a un socio quienes crearon en la ciudad Santo Domingo, la empresa que bautizaron con el nombre de Guineos Santo Domingo, cuya materia prima era de sus propias siembras, momentos en que en la Región Noroeste se ignoraba lo trascendental del banano orgánico para el consumo nacional y para la exportación.

Incansable y creativo trabajador:

Es un madrugador por excelencia, al comprender que quien anhela cambiar la vida el secreto está en estudiar, prepararse, persistencia y perseverancia al trabajo.
No falta a las reuniones como miembro de los Clubes 20-30 y 40 más.

Tampoco se ausenta a los deberes como miembro de la Asociación de Bananeros y de ganaderos a las que pertenece.

Reconoce el valor de servir y hacerlo mejor, porque lo fructífero es saber que la fuerza está en Dios, el trabajo constante, la disciplina y la familia.

Entiende que el vivir en una sociedad en la que se van diluyendo estas actitudes; la manera en que se va deshumanizando, el rol de la dignidad, el trabajo honesto, el compromiso conjugado con ética dan imperecederos resultados.

Ese es el referente que hoy merece la atención de la comunidad, de sus descendientes, los jóvenes y adultos, porque los valores no se compran, sino que se adquieren, se construye un mundo diferente, donde lo humano: Humaniza.

Estima de que con su ser y hacer ha impactado su forma positiva en la vida, la de su familia, la provincia, la región y el país.

Don Pancho Espinal Durán lleva como servidor público de forma intachable cerca de 40 años, un emprendedor natural, poseedor de una confianza en Dios y en las potencialidades de sí mismo y de la vida para hallar soluciones, ir construyendo un camino diferente con vigor, alegría, ternura y un hombre sencillo.

Creció dentro de una familia amplia, humilde, honesta, donde las oportunidades eran escasas, no obstante supo entender que los paradigmas no son definitivos, que se pueden empujar los límites, abriendo surcos a la tierra con sus pies descalzos para hacerla parir, junto a sus padres, sus 10 hermanos, pero que se atrevió a soñar, transgredir la lógica, logrando transformar su vida y hoy cosecha los frutos.

Sus amigos le reconocen como un hombre coherente y de palabra.