Banner FB Messenger

Profesores UASD protestan militares allanaron su autobús en Esperanza

Foto militares revisan autobús profesoresPor Marcelo Peralta

Santa Cruz, de Mao, Rep. Dominicana.- Una legación de profesores y profesoras de la Universidad Autónoma de Santo Domingo-UASD- que imparten docencia los fines de semanas en Mao y Santiago Rodríguez, solicitaron una investigación al Presidente Danilo Medina, por el atropello y vejámenes por parte de miembros el Ejército de la República Dominicana, de puesto en el chequeo de Jicomé, en Esperanza.

Los educadores demandan del jefe de Estado una explicación acerca del indignante y bochornoso acto que lacera la imagen de la Universidad Autónoma de Santo Domingo-UASD- y a su cuerpo profesoral, tras una guagua de esa alta casa de estudios superiores ser requisada y sus ocupantes obligados a bajar de la misma, lo que dicen es una violación al Fuero Universitario.

Afirman que la Universidad Autónoma de Santo Domingo es la única institución pública que cuenta con el excepcional privilegio del fuero, que la hace impenetrable hasta para los organismos encargados de velar por el orden público y la seguridad nacional.

Además, establece que mediante ese fuero, ni la Policía ni ninguna otra institución armada pueden penetrar al campus salvo que medie una petición expresa y formal del Consejo Universitario.
Revela que los únicos que pueden entrar armados, usar sus armas y guardarlas en ese recinto son los delincuentes que han encontrado allí el mayor santuario para el escondite y la impunidad.
Subraya que ni en los tiempos de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina ni siquiera los policías y militares podían estudiar ni entrar en sus facultades.
Sobre este atropello consideran que la situación de retener y requisar la guagua de profesores y profesora de la UASD es un hecho insólito que sucede en el país.
COMISION.
La Dirección de la UASD en el Centro Regional del Noroeste con sede en Mao informó que encabezará una comisión de alto nivel, presidida por su Directora, Maestra, Elina Estrella, para visitar a los superiores encargados de dicho puesto militar.

DEMANDAN.
En ese sentido, la Dirección del Centro Universitario de la Región Noroeste de la Universidad Autónoma de Santo Domingo-UASD- tildó de indignante y bochornosa acción de militares que requisó un autobús repleto de profesores y profesoras de ese centro de estudios superiores cuando pasaba por el chequeo ubicado en Jicomé en el trayecto Esperanza a Navarrete.

El CURNO–UASD- que tiene su sede en el Municipio Santa Cruz de Mao y el Subcentro en Sabaneta, Provincia Santiago Rodríguez sus profesores, rechazaron la acción y lo que consideraron como inusuales y acciones irrespetuosas las actuaciones de los organismos de seguridad del Estado apostados en el puesto de chequeo militar al requisar un autobús de esa universidad, violando el Fuero Universitario en su artículo 116.

Señalan que en el artículo el 116, reza que de que los recintos y muebles de la universidad, a cualquier título que sea y cualesquiera que sean los fines a que se dediquen, son inviolables.

Y sostiene que su vigilancia y el mantenimiento del orden dentro de ellos son de la competencia y responsabilidad de las autoridades universitarias.

Añade que ninguna autoridad pública podrá penetrar en dichos recinto, ni acceder a dichos muebles, sin la autorización del consejo universitario y la Rectoría.

Tilda de insólito el hecho que ocurrió el pasado sábado cuando los agentes de seguridad de turno decidieron llevar a cabo una rigurosa revisión a los ocupantes del vehículo.

Sostiene que todos docentes de la Universidad Autónoma de Santo Domingo- UASD- que viajan semanalmente a impartir docencia a la UASD - Centro Mao y al Subcentro del Municipio de Sabaneta Provincia Santiago Rodríguez se consideran vejados por las autoridades militares.

Dice que durante la acción, los agentes pidieron al chofer abrir los maleteros del autobús, que está debidamente rotulado como de la UASD y procedieron a revisar minuciosamente los bultos y maletas de los maestros que regresaban a sus hogares, luego de una jornada de dos días de labor académica en el referido Centro, dependencia de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.