Banner CORAASAN

Trump, la oposición, PLD y la segunda vuelta

Foto Céspedes Peña 6El Mirador

Por Luís Céspedes Peña

Estamos seguros de que algunos de nuestros lectores recuerdan que escribimos que los opositores demócratas de Estados Unidos, República Dominicana y Venezuela quieren llegar al poder basados en denuncias, sin presentar programas atractivos para los electores.

Pues los demócratas acaban de recibir un golpe mortal con su iniciativa de hacer renunciar al Presidente Donald Trump, bajo la acusación de interferir en Ucrania. Algunas personas me dijeron que había llegado el final del jefe de Estado, pero siempre mantuve la idea de que éste ganaría la batalla política. ¡Y así fue!

Se puede asegurar que el Presidente norteamericano es muy agresivo en sus decisiones, pero las que nosotros consideramos son acciones negativas del gobernante, para la mayoría de norteamericanos son positivas, porque están dirigidas a fortalecer el poderío de Estados Unidos a nivel mundial y en defensa de sus intereses.

¡Esa es la forma de actuar del poder norteamericano! ¡Que el Presidente Trump aplica políticas que perjudican a los migrantes, especialmente los ilegales!, es verdad, pero favorece a los que pagan los impuestos en Estados Unidos.

La decisión del Congreso de Estados Unidos de absolver al Presidente de la República de esa acusación, deja muy mal parada a la oposición y le abre un nuevo camino al gobernante para que busque su reelección.

Eso debe ser un buen ejemplo para la oposición política de la República Dominicana, que sigue tratando de derribar del poder al Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en base de denuncias sobre denuncias, pero sin presentar un programa atractivo de gobierno para conquistar la mayoría de votos.

Mientras eso ocurre, el Presidente Danilo Medina no descansa disponiendo construcciones de obras, entregándoles recursos a los productores, en permanentes contactos personales con todos los sectores a través de las Visitas Sorpresas, mejorando los sistemas de salud, educación, vivienda, transporte, fortaleciendo el turismo y logrando poner al país con una de las economías de mayor crecimiento de América Latina.

La oposición política dominicana visita algunos barrios cuando se acercan las elecciones y el Presidente Medina vive semanalmente reuniéndose con los diferentes sectores, sin ser el candidato presidencial del PLD. Es un error de la oposición poner en la mente de los electores que va a ganar en segunda vuelta, cuando el "Plan mantenimiento del PLD", es ganar en la primera votación.

Esa es una estrategia negativa de la oposición, porque le está diciendo al país que no está segura de que ganará en primera vuelta. Olvidan de que en este país la mayoría siempre vota a favor del gobierno en segunda vuelta, que es el que posee todos los recursos para seguir con su plan de desarrollo.

¡Haga usted su propio análisis! En el caso del ex Presidente Leonel Fernández, el panorama es peor. Este pierde las Primarias Abiertas de Gonzalo Castillo, apoyado por Danilo Medina, y de una manera que nadie entiende, abandona a su PLD, que le produjo tres victorias presidenciales, para comenzar a formar una organización con miras a llegar al poder.

Si mantiene esa postura, no será Presidente jamás. Si ganara Luis Abinader las elecciones, de seguro éste buscaría la reelección, pero además, el ex gobernante no es miembro de esa organización.

Leonel parece que desconoce que los reales peledeístas siguen, estando muerto, a su profesor Juan Bosch, que es su ídolo, que no lo traicionarán. ¡Los hechos así están hablando! Si Leonel aspira a ser nuevamente Presidente de la República, no le queda otro camino que regresar al PLD como lo hizo el hijo pródigo que cita la Santa Biblia.

El PRM creó la expectativa de que la mayoría de peledeístas que sigue a Leonel Fernández, va a votar por Luis Abinader. ¡Eso es totalmente ilógico!

La campaña de que la mayoría de los candidatos que seguían a Leonel volverán a respaldarlo para las elecciones de Mayo, es una gran estupidez de la oposición. Por ejemplo, Abel Martínez, cuyo liderazgo lo logró en el PLD, no va a arriesgar su futuro político para irse a lo incierto. ¿En busca de qué?

Pero hay una campaña, dirigida por la oposición, la cual busca disminuirle el número de votos a Abel Martínez, que busca su reelección como alcalde de Santiago. ¡Pero si el candidato a la Alcaldía por Partido Revolucionario Moderno (PRM), Ulises Rodríguez, aceptó la posición bajo un acuerdo de que había que reservarle una candidatura a diputado, para buscar su reelección en el cargo, es porque está seguro de que no podrá derrotar a Abel Martínez!

No hay duda de que el PLD va a ganar la mayoría de las candidaturas municipales de la Provincia de Santiago, el gran termómetro de la política de la región del Cibao. El Presidente ordenó usar todos los recursos disponibles que otorga la Ley, para ganar la mayoría de las Alcaldías y Distritos Municipales del país, para luego usar todas esas disponibilidades a favor de la victoria de Gonzalo Castillo.

La oposición debe olvidarse de que hay que vencer a Gonzalo Castillo. ¡Es a Danilo Medina y todo su equipo de grandes dirigentes, como son los casos de Ramón Ventura Camejo, José Ramón Fadul, Antonio Peña Mirabal, Fernando Rosa, Silvio Durán, Carlos Amarante Baret, Cristina Lizardo, José Ramón Peralta y otros que siempre están descansados para trabajar por la victoria peledeísta!

Leonel y Luis Abinader deben entender que la mayoría de los empleados públicos, por no decir todos, va a votar por el PLD para estar seguros en sus posiciones en el Estado. ¡No van a arriesgar sus puestos seguros (civiles, militares y policías), que aunque los últimos no votan, pero sí sus familiares o amigos, para estar esperanzados en promesas electorales de la oposición, de que si gana continuarán trabajando en la administración pública!

La oposición política de la República Dominicana, Estados Unidos y Venezuela, aunque en otros países donde también los opositores quieren llegar al poder, pero sin presentar programas que conquisten el interés de la mayoría, deben comenzar a cuestionarse por qué no logran ganarse la simpatía de la mayoría de votantes.

¡Gracias por leernos!