Banner FB Messenger

El motoconcho 50 años después de creado

Foto Marcelo Peralta 6Por Marcelo Peralta

El motoconcho que tiene 50 años operando, inició en el Municipio de Haina, en Santo Domingo en el año 1978, en la gestión del Presidente Antonio Guzmán Fernández, cuya misión era la de transportar a personas individuales y empleados al Puerto, tras las alzas en los precios de los combustibles, no obstante continúa cada vez más caótico e inseguro.

Ha de recordarse, que los presidentes de la República, Antonio Guzmán 1979 al 1982 y Salvador Jorge Blanco 1982 al 1986 del PRD y ambos ya fallecidos intentaron regularizar este medio de transporte, sin embargo, los esfuerzos realizados se tornaron imposibles.

El doctor Salvador Jorge Blanco en su gestión desde 1982 al 1986, instruyó a su secretario de la Presidencia Rafael Flores Estrella estudiar la situación del motoconcho, pero inútiles fue su labor.

En su medio siglo, este medio de transporte que consiste en una motocicleta guiada por un hombre, a veces joven y otra de avanzada edad se ha convertido en fuente de ingreso a favor de miles de personas, aunque se le denomina caótico por el desorden y riesgos a que se expone a los pasajeros.

Es medio de transporte que funciona en todo el país, sobre un eje, dos ruedas y guiado por un hombre sin importar la edad, nivel académico, sociabilidad y otras condiciones.

En ese aparato, en que muchos de sus conductos no tienen licencias, seguros, placas, matrícula, se trasladan a distintos jóvenes y de avanzadas edades debido a la falta de carros del transporte urbano porque, los mismos no son rentables por los costos operacionales.

Antes, las motocicletas usadas hoy día en este medio de transporte, eran utilizadas para determinados usos exclusivos, sin embargo, a la fecha de hoy sustituyeron a los burros, caballos y a los mulos usados en el transporte de cargas.

Este aparato de diversos tamaños y cilindrajes es timoneado por hombres y mujeres quienes realizan diversas labores en las ciudades y campos de todo el país.

Transporte que conlleva riesgos por ser inseguro.

En este oficio trabajan jóvenes y personas de avanzada edad quienes improvisan paradas en las entradas de calles, barrios, centros comerciales, parques, escuelas, hospitales, cementerios, instalaciones deportivas y paradas de autobuses.

Sus miembros tienen diversas formaciones educativas y culturales, que en ocasiones ofenden a los usuarios por cualquiera simplezas.

Aunque este trabajo lo hacían dominicanos sin empleos, no obstante, ahora están incorporados haitianos y de otras nacionalidades.

Caso de Santiago Rodríguez

Si viaja por las calles del Municipio de Sabaneta, Provincia Santiago Rodríguez en la Región Noroeste, trasladarse de un sector a otro, el ciudadano tiene que auxiliarse de un motoconchista.

Este un medio de transporte que crece, aunque constituye un riesgo ya que el ciudadano ni siquiera sabe con quién se monta, porque muchos de ellos ni siquiera están organizados, regulados y menos identificados con carnet.

Sabaneta es un pueblo que ha ido creciendo y posee una cantidad de barrios desordenados, sin áreas verdes siendo el único municipio del país que carece de distritos municipales.

En la mayoría de sus barrios no hay parques, ni áreas verdes, convirtiéndose ésto en un verdadero dolor de cabezas para muchos de sus habitantes, por no tener un lugar apropiado en donde ir a recrearse.

Usar el motoconcho es un medio de transporte que es rápido, económico, práctico, popular que crece, pero peligroso para el ciudadano lo utiliza.

Parroquianos en Sabaneta usan este medio porque aquí no existen unidades del transporte urbano, aunque sí existen personas que se dedican a la labor de taxista en determinadas paradas como son de Caribe Tours y el parque Juan Rosado Capellán.

Quienes ejercen la labor de motoconcho, llevan a los parroquianos a escuelas, centros comerciales, salones de bellezas, bares, restaurantes, centros religiosos, deportivos, a campos y lugares que anhela frecuentar.

Algunas parejas carentes de dinero se transportan en las colas de las motocicletas hasta moteles, por la falta de vehículos de cuatro ruedas.

Estos lugares, son frecuentados, en su mayoría por personas que utilizan taxi y vehículos privados.

Este medio de transporte ha sido creado por hombres que provienen de los campos, quienes han vendido sus predios y se mudan a las ciudadanos a sumarse a los cinturones de miseria optando por este medio de subsistencia.

Aquí, el motoconcho es practicado por personas de todas las edades, quienes alegan no tener medios de cómo ganarse el sustento de su familia.

Vienen de campos, barrios, se colocan en esquinas por donde circulan guaguas de pasajeros entre Santiago Rodríguez, Valverde, Santiago, Villa los Almácigos, Dajabón y otras localidades.

Este medio es un proveedor de servicio de transporte informal, poco regularizado, asociado, en que se cometen todos tipos de infracciones de la ley de tránsito.

Representa un eslabón en la dinámica económica a favor de miles de familias en el país.

En este municipio, hay paradas de motoconchistas en todas las esquinas de las calles, en las entradas y salidas de comunidades rurales.

Aún se ignoran la cantidad de personas que realizan esta labor, porque no están asociados ni regulados, a pesar de que dicen estar federados.

Es un medio de transporte que no ofrece garantía a los usuarios. No obstante, miles de personas tienen sus motocicletas que adquieren en agencias y pagan a plazos.

Para ellos, el motoconcho es la única opción de ganarse el sustento de ellos y sus familiares.

Es un segmento que los ciudadanos utilizan para el desplazamiento por ser económico y rápido.

Un alto porcentaje de la población se auxilia de este medio con la finalidad de trasladarse de un lugar a otro de manera rápida.

Hoy día, ese oficio, que tiene miles de miembros, sigue incierto en su proceso de regulación y normalización para una eficiencia labor colectiva.