Banner FB Messenger

Estado español buscará destitución y sometimiento judicial de Puigdemont

Carles Puigdemont de CataluñaPor Luís Céspedes Peña

SANTIAGO.- El Estado español, presidido por Mariano Rajoy, y la mayoría de las fuerzas democráticas de España, se preparan para destituir y enjuiciar al presidente del gobierno autónomo de Cataluña, Carles Puigdemont, si éste declara este martes la independencia unilateral de esa región, en violación a la Constitución nacional.

El presidente Rajoy declaró esta mañana que el Estado español usará todas las medidas legales que estén a su alcance, para imponer la Ley, en una región, como Cataluña, que hasta hace días era una de las más prósperas económicamente, pero que debido a la crisis política que la afecta, ya está sufriendo la gravedad de millares de desempleados, debido a que cientos de bancos comerciales, industrias, empresas, supermercados y otros negocios, siguen saliendo de ese territorio para ubicarse en otros que le brinde seguridad.

Se estima que más del 50 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI), salió de esa región presionado por la incertidumbre política que vive Cataluña.

El plan del gobierno de España está dirigido a ilegalizar al régimen catalán, que es autónomo, pero dependiente de su Estado. Eso conllevaría a nuevas elecciones en esa región.

La Guardia Nacional rodeó temprano de hoy el Palacio del gobierno catalán, lugar a donde a las 6:00 de la tarde de de este martes, se reunirán las autoridades locales con la finalidad de declarar la independencia unilateral de esa región del Estado español.

Funcionarios del Gobierno de España informaron que ya está alertado el Consejo General del Poder Judicial, el cual tiene calidad para disponer la detención de Puigdemont y demás autoridades del gobierno catalán.

La crisis en Cataluña también afectada a toda la Unión Europea, la cual dejará fuera al gobierno catalán, si éste es declarado independiente. El Gobierno Nacional ya tiene previsto retirarle todos los aportes económicos que hace a favor de esa región.

Cataluña forma parte del Estado de España. Su Constitución no reconoce la declaratoria de independencias de ninguna de sus regiones, provincias o ciudades.

La mayoría de los diputados españoles, los cuales también se reunirán hoy para discutir la propuesta de independencia hecha por Puigdemont, está en desacuerdo con la propuesta.

Se espera que los legisladores apoyen las decisiones legales que aplicará el presidente Rajoy, si Puigdemont proclama la independencia de Cataluña. Rajoy pidió al presidente de catalán no abandonar la mesa del diálogo, sin violentar la Constitución y las Leyes españolas.

El gobernante catalán, de acuerdo a las informaciones que dio a conocer un asesor del Presidente Rajoy, será juzgado como conspirador, responsable de un movimiento que atenta contra la patria.

Los efectos de la crisis política en esa región están afectando a los sectores más vulnerables, de acuerdo a las informaciones recibidas desde esa zona. La inestabilidad se está apoderando de todo el sistema económico. Puigdemont tiene el gran problema, de que de los siete millones 500 mil habitantes que tiene esa región, sólo un millón 800 mil apoyó el pasado referéndum buscando el "si" para la independencia, lo que se entiende como una pérdida de su popularidad, lo que lo obliga a desafiar el gran Estado español para tener "vida política", aunque amenazada.