La independencia de Cataluña

foto Logo EQ EditorialUn sector "menoritario" de la región Cataluña, continúa sus acciones tendentes a lograr su independencia de España, quizás sin pensar que esa zona no está en condiciones de cumplir con los principales compromisos de una nueva nación.

Cataluña, que depende en gran parte del presupuesto nacional de España para el pago de su empleomanía y cubrir la mayoría de los gastos de esa región autónoma, no está en condiciones de asumir ese gran reto.

Pero también ocurre que la mayoría de catalanes se opone a perder su nacionalidad española. La Constitución de España dice, en su artículo 1.2 del Titulado Preliminar: La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado".

O sea, que de acuerdo a la Constitución española, ninguna región o ciudad tiene facultad para promover su independencia de manera unilateral.

Y si el sector independista lograra el objetivo, con menos de la mitad de los votos de sus habitantes o aún con la mayoría, la decisión siempre será ilegal.

La única manera que podría tener algún punto de legalidad, es que la mayoría de los españoles decida hacer un referéndum nacional para conocer el parecer de la totalidad de esa gran nación.

Pero la Constitución de España no tiene ningún artículo que permita hacer ese tipo de consulta nacional.

Y si se toma en consideración el último referéndum para el "sí" o el "no" por la independencia de Cataluña, que menos de la mitad de sus casi siete millones 500 mil personas acudió a las urnas, la declaratoria unilateral acentúa más el proceso de inconstitucionalidad.

Y de esa parte "menoritaria" que acudió a votar, casi la mitad favoreció la unidad española. O, para que se entienda mejor, debemos decir que los que favorecieron la independencia fueron un millón 800 personas.

España es una de las naciones más poderosas de la Unión Europea, a la cual, sin tener voto en ese problema, El Quisqueyano.com entiende que los catalanes, por su bien, deben seguir abrazados a la llamada madre patria.

Para muchos ciudadanos dominicanos, no es lo mismo decir yo soy del Distrito Nacional, que de la Provincia Santo Domingo Este, para poner un ejemplo.

Este es un ejemplo importante, porque a pesar de los años de que del Distrito Nacional se sacaron varias provincias, todavía hay muchos de sus Ayuntamientos que no tienen locales propios. ¡Es el costo de la independencia!

No es correcto que la "menoría" de catalanes promueva una independencia unilateral de España, porque ese proyecto, que siempre será ilegal, fracasará.

Y fracasará, porque cuando al gobierno catalán, asumiendo que ya existe un independentista, llegue un nacionalista que favorezca su identidad española, va a retornar a su puesto anterior de región parte de España, con el apoyo de su Constitución

El nombre de España tiene tanta fuerza, que la mayoría de los catalanes, cuando vienen a República Dominicana, no dicen que son de Cataluña, sino españoles.

¡Todavía hay tiempo para reflexionar sobre un proyecto inconstitucional!