Banner FB Messenger

La COORAASAN rehabilitará y modernizará sistema de agua de López

Foto Toma de agua de LópezSANTIAGO DE LOS CABALLEROS.--La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN), que dirige el ingeniero Silvio Durán, dará inicio al proceso de rehabilitación y modernización del sistema de toma de agua cruda de López, ubicada en Sabana Iglesia, que depende de la presa de Tavera.

Con esta acción, la CORAASAN prolongará el tiempo de vida útil de diseño para el Acueducto Cibao Central (La Noriega), y aumentará su eficiencia para el beneficio de más de 750 mil habitantes en la Provincia de Santiago.

La obra de toma de López consiste en un sistema de bombeo con capacidad para la instalación de 10 unidades de bombeo en paralelo, con una concepción inicial para bombear dos metros cúbicos por segundo.

El caudal impulsado es captado del contra-embalse de López y bombeado directamente en conjunto con la captación por gravedad de la presa de Bao hacia el acueducto Cibao Central.

Con la rehabilitación de esta obra serán beneficiados los residentes en los municipios de Santiago de los Caballeros, Licey al Medio, Puñal, Tamboril y Moca.

La rehabilitación contempla la instalación de seis unidades de bombeo configuradas en un sistema 5+1, es decir, cinco bombas operativas y una en "stand-by" con la capacidad de los dos metros cúbicos por segundo, así como la posibilidad de ampliación futura.

Las bombas contarán con arrancadores en estado sólido y una interface hombre-máquina que permita el monitoreo de todos los parámetros de la estación de bombeo y consumo de energía de todos los equipos de bombeo, así como también la comunicación de esos parámetros de forma remota.

En el mes de septiembre se hizo pública la licitación para la adquisición de los equipos de bombeo para la toma de López que incluye el suministro, supervisión proveedor y capacitación del personal que operará los nuevos equipos.

Con esta rehabilitación del sistema del Acueducto Cibao Central que CORAASAN está llevando a cabo, que fue diseñado con una vida útil hasta el 2014, podría extenderse hasta el 2035 con un abastecimiento sin problemas para la creciente población de la provincia de Santiago. A la fecha, este acueducto abastece el 70% de la población de Santiago.